Si alguna vez te has preguntado cada cuánto tiempo es necesario llevar a tu mascota al veterinario, este post te puede resultar interesante. Las visitas rutinarias al veterinario son fundamentales y dependen de la edad, el estado de salud y las características de tu animal de compañía. Sin duda, es un hábito que el propietario de un animal debe contemplar al igual que el baño, o la limpieza de oídos, pues es una manera de no esperar a que aparezcan las enfermedades sino de prevenirlas.

¿Con qué frecuencia hay que llevar al perro o gato al veterinario?

Los chequeos de tu mascota deben realizarse de forma periódica y no esperar a que el animal enferme. La edad en la vida de perros y gatos es un factor que influye.

Cachorros

Para perros o gatos de hasta 6 meses de edad es necesario llevarles varias veces a la clínica veterinaria hasta que hayan cumplido su plan vacunal que incluya desparasitaciones e identificación con microchip. Además, también es interesante que hables con tu veterinario sobre la alimentación o pienso para cachorros más adecuado según su raza así como recomendaciones sobre socialización y comportamiento.

Desarrollo

El momento del inicio de esta etapa, similar a la adolescencia, depende en gran medida de si tu perro es de raza grande o pequeña. Generalmente comprende a animales que tienen entre 6 meses y 18 meses de edad. El desarrollo de razas grandes suele ser más lento que el de razas pequeñas. Es durante estos meses cuando se debe empezar a valorar la esterilización del perro o gato y la prevención de enfermedades vectoriales como la leishmania y la filaria mediante las vacunas. A esta edad la educación del animal toma un papel importante por eso durante la consulta con tu veterinario podéis valorar el comportamiento que va tomando.

Adulto

El animal entra en la etapa de adultez según su raza también. Los perros o gatos adultos deben ir al veterinario al menos dos veces al año para revacunaciones y exploración general siempre que se encuentren en un estado óptimo de salud.

Senior

Nuestros cuidados y atenciones a nuestro perro o gato desde cachorro determina en gran medida cómo llegan a envejecer. A partir de los 8-9 años nuestro animal de compañía pasa a una etapa en la que los chequeos deben ser más frecuentes, al menos 3 veces al año, pues es durante el envejecimiento cuando suelen diagnosticarse patologías que si se observan a tiempo, pueden ayudar a que el animal goce de una buena calidad de vida durante sus últimos años.

Dejar un comentario