Servicios

Terapia con láser

El láser terapéutico es una técnica muy eficaz que mejora la calidad de vida de los animales. Se trata de un tratamiento innovador, indoloro, sin medicamentos ni cirugía, que se utiliza cada vez con más frecuencia en la medicina veterinaria. En nuestra clínica lo aplicamos a perros, gatos y animales exóticos.

La Fotobiomodulación celular utiliza longitudes de onda de luz concretas que penetran en el interior de los tejidos dañados mejorando su regeneración y acelerando el proceso de curación reduciendo el dolor, inflamaciones y cicatrizaciones.

En nuestro centro veterinario utilizamos la tecnología K-LASER CUBE 4, aprobada por la FDA de EEUU y que ofrece unos resultados impresionantes en la salud de tu mascota.

El protocolo que seguimos comienza con la colocación de unas gafas de protección láser a tu mascota. Posteriormente, configuramos el programa en el aparato K-LASER según sus características físicas (tamaño, color de pelo) así como el problema a tratar.

Una vez realizada esta configuración, el veterinario comienza a aplicar la luz láser infrarroja sobre la zona afectada mientras el programa del aparato va realizando cambios en la frecuencia, de manera que va penetrando en las células ejerciendo acciones en la vascularización, en los nervios y en los tejidos que lo componen.

Los animales reciben el tratamiento sin ningún tipo de molestia ni daños como puedes comprobar en el siguiente vídeo.

La satisfacción de los propietarios por el grado de recuperación de sus mascotas ha hecho que cada vez más personas opten por esta terapia rehabilitadora

Láser terapéutico

Beneficios

Este método produce numerosos efectos terapéuticos que pueden notarse tras la primera sesión

Preguntas Frecuentes

Las condiciones agudas pueden ser tratadas a diario, sobre todo si acompaña de dolor significativo. Los problemas más crónicos responden mejor cuando los tratamientos se reciben 2 o 3 veces por semana. Cuando se observa mejoría, el número de sesiones disminuye a una sesión cada semana o cada quince días.

Esto depende de la naturaleza de la enfermedas que padece. Para algunas enfermedades agudas con uno o dos tratamientos puede ser suficiente. Aquellos de una naturaleza más crónica puede requerir de 5 a 8 sesiones o más. Algunas condiciones pueden requerir atención periódica en curso para controlar el dolor de tu mascota.

Tu animal de compañía puede sentir mejoría en su estado, generalmente reducción del dolor, después de la primera sesión. A veces, puede que necesite más sesiones. Cada tratamiento es acumulativo y con frecuencia, los resultados se sienten después de 3 o 4 sesiones.

¡Sí! La terapia con láser puede complementarse con otras formas de curación, incluyendo terapia física, ajustes quiroprácticos, masaje, movilización de tejidos blandos, electroterapia y después de la cirugía.