Al igual que nosotros, los animales también enferman y, por supuesto, también sufren emergencias médicas (cortes, quemaduras, mordeduras…) que requieren intervención médica inmediata. Por eso, y de la misma forma que hacemos con nosotros mismos, debemos preparar un maletín de primeros auxilios que contenga los utensilios necesarios para actuar con eficacia.

Preparar el botiquín te ocupará poco tiempo y puede sacarte de más de un apuro poco grave y puede ayudarte a ganar tiempo mientras el veterinario llega o la mascota es trasladada a un hospital veterinario. También es recomendable que, además de en casa, tengas un botiquín de emergencia en el coche. A continuación te damos las claves de lo que debe ser un botiquín de primeros auxilios para perros y como usar algunos de los utensilios.

¿Qué debe contener el botiquín?

Para que el botiquín esté lo más completo, te recomendamos incorporar los siguientes elementos:

  • Guantes de goma estériles: es lo primero que tienes que utilizar para protegerte tanto a ti como a tu mascota de infecciones.
  • Tijeras: utilízalas para cortas gasas o vendas
  • Una solución antiséptica para limpiar heridas como jabón, alcochol, yodo, agua oxigenada
  • Algodón, gasas y vendas
  • Férulas para poder entablillar
  • Esparadrapo
  • Goma elástica para torniquetes
  • Termómetro
  • Pinzas

Si después de meter todo lo anterior todavía queda espacio, sería buena idea que introdujeras una linterna y pilas, pomada antibacterial, toallitas húmedas, un bozal, correa, medicinas comunes, gotas de lavado de ojos y una copia del carnet veterinario de tu mascota.

Otros consejos

Con el objetivo de que tu perro se familiarice con los medicamentos y el resto de utensilios, es bueno que se acerque al botiquín, siempre y cuando estés alerta de que no tome nada. Por otro lado, deberás recompensarle con premios y aplaudir su actitud de colaboración a la hora de tomar medicamentos.

Por último, y aunque suene lógico, queremos advertirte de que lo más recomendable en caso de accidentes y emergencias es acudir al veterinario para que atienda a tu perro. Si no es posible, también puedes seguir las instrucciones del veterinario vía telefónica para poder actuar de manera eficaz y rápida, por lo que unos primeros conocimientos en este sentido te ayudarán a mantener la calma.

Dejar un comentario