VACUNAS PARA MASCOTAS

Vacunar a a tu perro, gato o cualquier otro animal de compañía es un paso fundamental para protegerles de enfermedades que pueden ser mortales y que además se pueden transmitir a las personas. Revacunar periódicamente es igual de importante para que podamos disfrutar de nuestro animal de compañía sin peligro para él ni para su propietario.

Las vacunas son un tratamiento esencial en la medicina preventiva y deben aplicarse tanto en cachorros como en adultos sanos para crear defensas y sean efectivas. Producen anticuerpos frente a virus o bacterias a las que son potencialmente sensibles.

Consulta nuestros planes vacunales para perros, gatos, conejos y hurones

 

Vacunar a un gato

VACUNA DE LA RABIA

La vacuna de la rabia la única obligatoria por ley. La rabia es una enfermedad mortal de origen vírico, que puede afectar a las personas (zoonosis) tras la mordedura de animales afectados por ésta, pues se transmite a través de la saliva.

El control vacunal es esencial para la erradicación de la rabia, que mata a miles de personas en todo el mundo anualmente. Debe aplicarse a partir de los tres meses de edad y luego se revacunará anualmente por un veterinario autorizado. Aunque los perros son los principales portadores de ésta enfermedad, también son objeto de vacunación los gatos y hurones.

Algunos de los síntomas que presentan los perros con rabia son agresividad, cambios de comportamiento o hipersalivación.

VACUNA DEL MOQUILLO CANINO

La enfermedad del moquillo, también conocida como Distemper, es muy contagiosa y produce una alta mortalidad en animales enfermos, de mayor incidencia en animales jóvenes. El virus ingresa por aerosoles inspirados por los animales a las vías respiratorias y se disemina a otras zonas del organismo.

Los síntomas clínicos que presenta el moquillo en perros son muy variados: fiebre, anorexia, diarreas, signos respiratorios, dérmicos y neurológicos.

La prevención fundamental se consigue con la vacunación a partir de las seis semanas de edad y mediante revacunaciones periódicas con un calendario vacunal adecuado. El virus del moquillo ha de prevenirse durante la etapa de desarrollo para perros cachorros aunque afecta a animales de cualquier edad. Los animales se deben vacunar en buen estado de salud y correctamente desparasitados.

Aunque no es obligatoria, sí es imprescindible vacunar a perros, hurones y demás animales de compañía por su relación con las personas.

VACUNA DEL PARVOVIRUS-CORONAVIRUS

La parvovirosis es la infección vírica más frecuente y mortal en los cachorros, originada por un parvovirus tipo 2 que ha sufrido mutaciones en los últimos 35 años y origina nuevas cepas. Estos virus se caracterizan por ser muy resistentes en el medio ambiente, pueden ser infectivos durante más de dos años. Esta enfermedad se transmite de manera oral-fecal, es decir, por contacto directo con las heces de otros perros infectados como por ejemplo con las suelas de los zapatos, alfombras…. eliminándose el virus por heces en la primera semana de infección en los animales afectados.
La presentación clínica típica se da entre las primeras 6 y 16 semanas de edad, aunque también pueden verse afectados los animales adultos sin vacunar o inmunodreprimidos. Los síntomas de la parvovirosis son vómitos, diarreas de tipo hemorrágico, postración aguda y fiebre. Al ser muy contagiosa en animales de colectividades (perreras, tiendas, criaderos etc. ) puede ser devastadora.
La prevención fundamental es vacunal pero el manejo cuidadoso es crucial, se utilizan vacunas atenuadas mono o polivalentes que incluyan las cepas cpv2, variantes 2a y 2b, en protocolos que se inician desde las 6 semanas de edad hasta las 12/16 semanas. Se recomienda revacunación anual. Es fundamental vacunar cachorros sanos y correctamente desparasitados.

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar