DESPARASITACIÓN EN PERROS Y GATOS

Desparasitar a tu perro o gato es fundamental tanto para la salud de nuestras mascotas como la nuestra. Sin desparasitación interna y externa pueden llegar a originarse graves problemas de salud pública.

Existen muchos tipos de parásitos con unos ciclos de vida muy relacionados con los huéspedes a los que afectan, por lo que la transmisión es muy frecuente.

Desparasitación interna en un perro

La ingestión directa de huevos o larvas de parásitos esparcidos por el medio ambiente o por alimentos contaminados es la forma más común de contagiarse. Existen parásitos que penetran a través de la piel o por picaduras de insectos. Los perros y gatos parasitados por pulgas pueden ingerir éstas y adquirir un gusano ocasionando graves daños en los órganos. Los gusanos intestinales como la tenia son los más frecuentes.

Los análisis en heces son recomendables para conocer que tipo de especie pueda estar implicada y así aplicar tratamientos más específicos.

 

Recomendaciones:

  • De forma preventiva, debemos desparasitar a nuestras mascotas como mínimo cada tres meses con productos de amplio espectro como las pastillas antiparasitarias o bien mediante un jarabe.
  • Usar collares, pipetas, sprays antiparásitos y comprimidos para protegerles de su exposición frente a pulgas, garrapatas y mosquitos.
  • Mantener una higiene adecuada en el lugar donde duerme y donde come.
  • Procurar que no se acerque a restos de heces u orina cuando le saquemos de paseo.

Con estos sencillos consejos mantendremos alejados a los parásitos de nuestra mascota y nuestra familia.

Estos procedimientos deben quedar reflejados en el pasaporte sanitario del animal firmado por un veterinario colegiado.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar