fbpx

Cirugía TTA. Rotura del ligamento cruzado en perros

La cirugía TTA o Avance de la tuberosidad tibial es la técnica más avanzada para el tratamiento traumatológico y ortopédico tras una rotura del ligamento cruzado en perros.

Esta cirugía de reparación de ligamento cruzado consiste en realizar una osteotomía mediante el corte de la cresta tibial donde se emplazará la cuña de titanio poroso sustentado por placas del mismo material. El titanio es osteo compatible, lo que facilita que se integre en el hueso y transforme la física de la rodilla permitiendo que se estabilice y evitará dolor en la rodilla del perro.

El postoperatorio tras una cirugía de TTA necesita entre 8 y 12 semanas de control con reposo y movimientos y paseos muy controlados por el propietario del animal. Una vez pasado este tiempo, el perro vuelve a caminar y correr perfectamente. Esta cirugía traumatológica permite una recuperación rápida.

Rotura del ligamento cruzado en perros

La lesión de ligamento en perros se produce de manera muy habitual en canes de todas las razas y tamaños. Las causas de rotura de ligamento cruzado pueden ser traumáticas o degenerativas. Debido al movimiento, juegos, caminatas o una edad avanzada, los ligamentos se traccionan y se pueden lesionar de forma súbita con la aparición de cojera en el perro.

Principalmente, la lesión de ligamento cruzado se detecta por un movimiento anormal en la rodilla, conocido como “movimiento de cajón”. Mediante una radiografía podemos ver la transposición de la tuberosidad tibial o adelantamiento de la tuberosidad tibial.

Vídeo de la cirugía de TTA

Es una cirugía que corrige perfectamente la lesión y la progresión de la artrosis de la rodilla.