Cómo actuar frente al golpe de calor en perros

Es en la época estival cuando surgen numerosos casos de golpe de calor en nuestras mascotas. Prevenirlo es tan sencillo como usar el sentido común y estar pendiente de nuestro perro cuando llegan los meses de intenso calor. La hipertermia o aumento de la temperatura corporal del animal se produce cuando asciende de manera brusca superando los 42º C.

La sensibilidad de los perros al calor, y también de los gatos, es mayor que en las personas, pues no están preparados fisiológicamente para controlar o regular las temperaturas, y puede llegar a provocar daños muy serios e incluso la muerte por fallos multiorgánicos en apenas unos minutos. La manera que tienen estos animales de transpirar el sudor es a través de las almohadillas de las patas y de la boca.  El control de la temperatura está en el cerebro y su regulación se produce por el jadeo al respirar, pero si el perro se somete a las situaciones antes descritas pierden esta capacidad.

Aunque este problema es más frecuente en épocas de calor intenso o en verano, también puede ocurrir si los animales realizan un ejercicio intenso o se encuentran en habitáculos sin ventilación como jaulas o en el interior del coche, bajo la acción directa del sol. Los cachorros, los perros obesos y ancianos son los que más sufren las altas temperaturas, al igual que los de razas braquicefálicas o de morro chato como los boxer, bulldogs, carlinos, etc. Para todos ellos es necesario extremar las precauciones.

¿Cómo prevenirlo?

  • Nunca debemos dejar una mascota dentro de un vehículo, aunque sólo sean unos minutos
  • Pasear o hacer ejercicio con nuestra mascota en los horas de menos calor
  • Dar de beber al animal agua fresca con frecuencia para evitar su deshidratación
  • Si nuestra mascota viaja con nosotros en el coche debemos realizar varias paradas para que el animal camine un poco, beba agua y tome el aire
  • Los animales deben disponer de agua fresca y abundante y zonas sombreadas si están en ambientes externos para protegerse de la luz y el sol

Pero hay ocasiones en que por causas ajenas a nosotros, nuestro can comienza a mostrar signos que se identifican con este problema. Es muy importante saber detectarlos y hacerlo a tiempo, puesto que como hemos mencionado anteriormente, un golpe de calor ocurre en pocos minutos y si no se actúa urgentemente, podemos perder a nuestra mascota.

¿Cuáles son los síntomas?

  • Temperatura elevada superior a los 42º C
  • Mucosas muy rojizas u oscuras en la boca y ojos
  • Respiración muy acelerada con jadeo excesivo
  • Postración del animal incluso pérdida de conciencia
  • Signos de debilidad al moverse o convulsiones
  • Diarreas con sangre o vómitos
  • Fallo multiorgánico

El golpe de calor en perros - Infografía

Si nos encontramos con alguno de estos síntomas, es necesario buscar asistencia veterinaria cuanto antes. Mientras tanto, podemos tomar algunas medidas de urgencia nosotros mismos con el objetivo de bajarle la temperatura hasta que el animal pueda ser atendido por un veterinario.

¿Cómo combatir un golpe de calor?

  • Refrescarlo o sumergirlo en agua no demasiado fría. De esta manera, la respiración del perro se irá calmando
  • Dar de beber al animal en pequeñas dosis
  • Administrar un enema de agua fría vía rectal
  • Usar un ventilador para disipar calor
  • Trasladar rápidamente a una clínica veterinaria para su atención urgente

A veces son otras personas, y no los propios dueños de los perros los que están más concienciados con este asunto y conocen el peligro que puede suponer dejar al animal dentro del coche como en este video. Gracias a ellos, este perro salvó la vida.

Ya en la clinica veterinaria se realizarán procedimientos intensivos de tratamiento con fluidos y medicamentos para evitar las complicaciones que se asocian a este tipo de cuadro clínico. En estos casos lo más importante es prevenir antes que curar, evitando las situaciones de riesgo que en estas épocas calurosas suponen el golpe de calor.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Share:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *